Derechos del inquilino o “rentero”: lo que un propietario o landlord no puede hacer

unnamed.jpg

Según los Estatutos de Minnesota §§ 504B.225 y 609.606, un arrendador, agente de un arrendador o una persona que trabaja bajo el control del arrendador no puede remover o excluir ilegalmente a un inquilino. Un propietario que es culpable de tal acto es culpable de un delito menor. Si un inquilino llama a la policía, el propietario puede ser arrestado por cometer un delito menor de bloqueo. Hay dos formas principales en que un propietario puede excluir ilegalmente al inquilino.

• Primero, un arrendador que ingresa ilegalmente a la propiedad de alquiler para cambiar las cerraduras y bloquear al inquilino ha excluido al inquilino.

• Segundo, cuando un propietario ingresa ilegalmente a la propiedad de alquiler para desconectar los servicios públicos (electricidad, calefacción, gas o servicios de agua) se presume que lo hizo para eliminar o excluir al inquilino.

Si un propietario quiere que el inquilino salga de la propiedad alquilada, el propietario debe pasar por los procedimientos de desalojo en la corte, el propietario no puede hacerlo solo bloqueando o cerrando los servicios públicos del inquilino con la esperanza de que el inquilino se vaya. Esto es grave y penado por la ley.

Consecuencias de sacar ilegalmente a un inquilino

Cuando un arrendador intenta ilegalmente sacar o desahuciar al inquilino, el inquilino tiene derecho a recuperar los daños. El inquilino puede recuperar daños triples o $ 500, lo que sea mayor. Minn. Stat. § 504B.231. Los daños triples son daños que son tres veces la cantidad de daños reales que el tribunal determina que se le deben al inquilino. Alternativamente, el inquilino puede decidir tomar medidas en el Tribunal de la Vivienda para obtener una orden del tribunal para recuperar la posesión de su propiedad de alquiler. Minn. Stat. § 504B.375. El inquilino debe presentar una petición al tribunal de distrito que incluya lo siguiente: descripción de las instalaciones y el propietario, declaración de los hechos y motivos que muestran que la exclusión o expulsión fue ilegal, y una solicitud de posesión. Si la situación parece obvia de que la exclusión o expulsión fue ilegal, el tribunal ordenará de inmediato al inquilino que recupere la posesión de la propiedad. Después de la orden, el inquilino será acompañado por un oficial de policía a la propiedad para recuperar la posesión. Un arrendador tiene derecho a apelar la decisión. Cualquier orden para recuperar la posesión y cualquier decisión sobre la apelación es definitiva.

Entrar ilegalmente en la propiedad de alquiler de un inquilino

Un arrendador debe dar un aviso razonable al inquilino (generalmente 24 horas) antes de ingresar a la propiedad de alquiler con fines comerciales. Algunos ejemplos de razones comerciales legítimas en las que el propietario debe notificar incluyen:

• para realizar el mantenimiento

• para inspecciones

• para mostrar el apartamento a un nuevo inquilino

Un arrendador puede ingresar a un apartamento sin previo aviso en casos de emergencia.

Un propietario que ingresa ilegalmente a la propiedad de alquiler de un inquilino también puede ser declarado culpable de robo. El Estatuto de Minnesota § 609.582 define y discute los castigos por robo. En general, el robo se comete cuando alguien ingresa a un edificio sin consentimiento y comete un delito. En este caso, el delito es de exclusión ilegal o la eliminación es un delito menor. El robo en cuarto grado es cuando alguien ingresa a un edificio sin consentimiento y con la intención de cometer un delito menor mientras está en el edificio. Si es culpable de este delito, el arrendador puede estar sujeto a prisión por no más de un año o una multa de no más de $ 3,000, o ambos.

En conclusión, el propietario tiene prohibido sacar o retirar ilegalmente a un inquilino de su propiedad de alquiler. Un arrendador lo hace ilegalmente cuando ingresa ilegalmente a la propiedad para cambiar las cerraduras para bloquear al inquilino o cuando ingresa ilegalmente a la propiedad para apagar los servicios públicos con la intención de excluir o eliminar al inquilino. Un inquilino que haya experimentado dicho tratamiento puede demandar al arrendador por daños o puede tomar medidas para recuperar la posesión de la propiedad. Además, el propietario puede incluso ser culpable de robo por entrar ilegalmente en la propiedad de alquiler del inquilino.

Este artículo fue escrito en inglés por el abogado Aaron Hall, quien concedió a Ceiba Fôrte Law Firm® licencia perpetua para el uso de este y otros artículos semejantes. El abogado Hall no trabaja ni representa a Ceiba Fôrte. Puede aprender más sobre el abogado Hall aquí: https://aaronhall.com/landlord-tenant-rights-what-a-landlord-cannot-do/  



Karla AlarconComentario