Clasificación errónea de empleados: aumento de las auditorías de nómina

unnamed.jpg


La clasificación errónea de los empleados como contratistas independientes puede crear problemas significativos para los empleadores. Si se determina que un empleador ha clasificado incorrectamente a un empleado, el empleador podría estar sujeto a, entre otras cosas, multas, intereses e impuestos atrasados. Para frenar la clasificación errónea generalizada de los empleados como contratistas independientes, el Departamento de Trabajo, la División de Horas y Salarios de los EE. UU. y el Departamento de Trabajo e Industria de Minnesota han estado trabajando juntos de conformidad con un acuerdo para llevar a cabo investigaciones conjuntas, compartir información y coordinar esfuerzos de ejecución. El Servicio Interno de Impuestos ("IRS") también ha aumentado su enfoque en la investigación de la clasificación de los trabajadores para recuperar los ingresos perdidos por no pagar los impuestos sobre la nómina.

Incremento en las auditorías de nómina.

La iniciativa conjunta entre agencias estatales y federales se ha centrado en el aumento de las auditorías de nómina en los últimos años. Estas auditorías analizan si un empleador clasifica erróneamente a un empleado como contratista independiente y, por lo tanto, evita los impuestos de seguridad social, Medicare y otros impuestos sobre la nómina. El impacto que puede tener una auditoría de nómina en una empresa es considerable. Las auditorías generalmente se realizan con poca advertencia, por lo general requieren una cantidad significativa de tiempo por parte del empleador y los miembros clave del personal, y pueden resultar en costos no planificados y gastos legales, sin mencionar multas, sanciones, intereses e impuestos atrasados si se encuentra un empleador con empleados clasificados erróneamente como contratistas independientes. Para evitar los riesgos asociados con una auditoría de nómina, se recomienda que los empleadores trabajen con un abogado experimentado en derecho laboral y de empleo para realizar una auditoría interna. Ciertas opciones están disponibles para un empleador si se determina que uno o más trabajadores deben ser reclasificados como empleados. Por ejemplo, un empleador puede calificar para el Programa de Liquidación de Clasificación Voluntaria ("VCSP").

Programa de Liquidación de Clasificación Voluntaria

En un esfuerzo por fomentar una clasificación adecuada de los trabajadores, el IRS desarrolló e implementó el VCSP. El VCSP proporciona una vía para que los empleadores reclasifican voluntariamente a sus trabajadores como empleados para futuros períodos impositivos, eviten ciertas multas e intereses, y reciban un alivio parcial de los impuestos sobre el empleo vencidos. Para poder participar en el VCSP, se deben cumplir ciertas condiciones. Específicamente, un empleador debe, entre otras cosas, haber tratado sistemáticamente al trabajador como un contratista independiente, el empleador actualmente no está sujeto a una auditoría por parte del IRS y el empleador presentó los Formularios 1099 requeridos. Si un empleador cumple con los requisitos de este programa , el empleador pagará el 10% del monto de los impuestos sobre el empleo que de otro modo se habrían debido por el año fiscal más reciente sobre la compensación pagada a los trabajadores reclasificados. Esta cantidad se calcula según las tasas reducidas de la sección 3509 (a) del Código de Rentas Internas. Además, el empleador no será auditado para fines de impuestos de empleo para los años anteriores a la reclasificación.


Este artículo fue escrito en inglés por el abogado Aaron Hall, quien concedió a Ceiba Fôrte Law Firm® licencia perpetua para el uso de este y otros artículos semejantes. El abogado Hall no trabaja ni representa a Ceiba Fôrte. Puede aprender más sobre el abogado Hall aquí: https://aaronhall.com

Karla AlarconComment