Reglas laborales sobre pruebas de drogas y alcohol

unnamed.jpg

Aunque un patrono o empleador no instituya reglas de pruebas de drogas y alcohol, se le recomienda a los empleadores que avisen a sus empleados de que no tolerarán el uso, venta, posesión de cualquier drogas o alcohol en el lugar del trabajo, en el horario laboral o mientras se operan los vehículos o la maquinarias de la empresa y que las violaciones de la política resultará en la terminación del empleo. La comunicación de tal política a los empleados les avisará que están sujetos a ser despedidos por violar la política. Como se mencionó anteriormente, se recomienda a los empleadores que busquen asesoría legal antes de disciplinar o despedir a los empleados por motivos relacionados con el abuso de sustancias, debido a la posible responsabilidad por difamación y discriminación por discapacidad.

La Ley de Lugar de Trabajo Libre de Drogas y otros requisitos federales

La Ley de Lugar de Trabajo Libre de Drogas de 1988 es una ley federal que requiere que todas las empresas que tienen contratos con el gobierno federal que excedan los $100,000 deben certificar que mantendrán un lugar de trabajo libre de drogas. La ley requiere que el empleador notifique a los empleados sobre su política de trabajo libre de drogas. La política debe establecer que la fabricación, distribución, posesión o uso ilegal de una sustancia controlada está prohibida en el lugar de trabajo. El empleador también debe establecer un programa de concienciación libre de drogas para informar a los empleados sobre los peligros del abuso de drogas, las posibles medidas disciplinarias por violaciones de la política y los programas disponibles de asesoramiento y rehabilitación de drogas. Varias agencias y departamentos del gobierno federal pueden imponer requisitos adicionales a los contratistas gubernamentales.

La ley también exige que cualquier empleado condenado por un delito penal de drogas que haya ocurrido en el lugar de trabajo debe notificar al empleador dentro de los cinco días posteriores a la condena. El empleador debe notificar la condena al funcionario de contratación del gobierno dentro de los diez días posteriores a la fecha de la condena. Dentro de los 30 días posteriores a la notificación de la condena, el empleador debe disciplinar al empleado condenado o exigirle que complete satisfactoriamente un programa de tratamiento de drogas. Cualquier negocio que viole la Ley corre el riesgo de perder su contrato federal.

La Ley de Lugar de Trabajo Libre de Drogas se aplica sólo a las drogas pero no al alcohol, se recomienda encarecidamente a los empleadores que están sujetos a la Ley que prohíban el alcohol y las drogas en sus políticas. La Ley no requiere pruebas de drogas. Sin embargo, otras normas y estatutos federales pueden tener sus propios requisitos con respecto a las políticas y pruebas de drogas y alcohol. Por ejemplo, los empleadores con empleados en puestos regulados por el Departamento Federal de Transporte (DOT) deben realizar ciertas pruebas obligatorias de drogas y alcohol según las normas emitidas por el DOT y sus administraciones operativas. Los empleados sujetos a la regulación del DOT incluyen ciertos conductores de camiones y autobuses, trabajadores involucrados en operaciones de gas y ductos, y personal de aerolíneas y mercantes de la marina. Las normas federales sobre pruebas de drogas y alcohol son detalladas y complejas en su naturaleza. Por esta razón, los empleadores cuyos empleados pueden estar sujetos a las regulaciones del DOT deben consultar a su asesor legal para obtener asistencia para cumplir con estas reglas.

CRÉDITOS: Este es un extracto de la Guía del empleador para asuntos de empleo en Minnesota, proporcionado por el Departamento de Empleo y Desarrollo Económico y Lindquist & Vennum de Minnesota, Décima edición, 2009. Las copias están disponibles sin cargo en el Departamento de Empleo y Economía de Minnesota. Desarrollo, Oficina de Asistencia a la Pequeña Empresa.

Esta publicación también forma parte de una serie de publicaciones sobre el tratamiento del alcohol o las drogas en el lugar de trabajo.

Este artículo fue preparado en inglés por el abogado Aaron Hall, quien concedió a Ceiba Fôrte Law Firm® licencia perpetua para el uso de este y otros artículos semejantes. El abogado Hall no trabaja ni representa a Ceiba Fôrte. Puede aprender más sobre el abogado Hall aquí: https://aaronhall.com



Karla AlarconComment