Abogado de Minnesota contra la discriminación por embarazo

La discriminación por embarazo puede ocurrir en cualquier parte del proceso de empleo. Si durante la contratación una mujer no recibe las mismas consideraciones porque está embarazada o si tuvo un hijo recientemente, ella está siendo discriminada. También ocurre si, mientras trabaja como empleada, recibe un tratamiento diferencial negativo o es despedida por embarazo. La ley federal protege a las mujeres de ser discriminadas en el lugar de trabajo en función de su embarazo futuro o pasado. Si una mujer es discriminada por embarazo, debe contactar a un abogado de inmediato para presentar cargos de discriminación laboral contra el patrono.

Discriminación por embarazo

El embarazo en sí puede ser una experiencia emocionante, estresante y abrumadora. También crea un estrés adicional para las mujeres trabajadoras que tienen que decidir cómo decirle a su empleador que están en cinta y coordinar la licencia de maternidad. ¿Qué sucede cuando su empleador es menos que complaciente con sus emocionantes noticias? La ley federal establece que un empleador no puede discriminar a las empleadas porque están embarazadas. La ley trata el embarazo como si fuera una condición médica: debe tratarse de la misma manera que otras condiciones médicas con efectos laborales similares. Su empleador debe tratar a una mujer embarazada de la misma manera que trata a cualquier otra persona que tenga una afección médica que pueda requerir la falta de trabajo. El requisito clave es la consistencia.

Minnesota Discriminación por embarazo - preguntas frecuentes

Nuestra firma representa a empleadores o a empleados. Las siguientes son preguntas frecuentes que los empleados nos hacen con respecto a las leyes de discriminación de embarazo de Minnesota.

¿Puede mi empleador exigir que deje de trabajar porque estoy embarazada?

Generalmente no. Incluso si sus condiciones de empleo pudieran considerarse peligrosas para el feto, su empleador no puede obligarlo a renunciar. Una vez más se convierte en una cuestión de coherencia: su empleador no puede tratarla de manera diferente a como lo haría cualquier otra persona solo porque está embarazada.

¿Puede mi empleador exigir un cierto aviso de mi embarazo?

Si va a tomar un permiso, debe seguir los requisitos de notificación establecidos por su empleador. En general, estos requisitos deberían ser los mismos para cualquier persona que tome una licencia familiar o médica. Los requisitos de notificación no pueden diferir según el motivo de la licencia. Por ejemplo, su empleador no puede exigir un aviso de 90 días de licencia por embarazo y solo un aviso de 30 días para cuidar a un padre enfermo.

¿Cómo pruebo un reclamo por discriminación por embarazo?

Los reclamos por discriminación en el embarazo generalmente se prueban a través de evidencia circunstancial, al igual que cualquier otro reclamo por discriminación. Los hechos de los casos de discriminación por embarazo a menudo son muy similares: una empleada recibe críticas entusiastas hasta que anuncia que está esperando. De repente, su actuación es muy criticada y le dicen que si no mejora será despedida. Asegúrese de hacer muchas preguntas sobre los supuestos problemas con su rendimiento y documente todo. Si cree que algo es sospechoso, es importante hacer un seguimiento de sus inquietudes y de cómo su empleador las abordó. Esa evidencia circunstancial será importante si decide presentar un reclamo.

¿Qué hago si fui víctima de discriminación por embarazo?

Hay procedimientos que debe seguir para preservar su reclamo. También hay plazos estrictos para tales reclamos. Los abogados de nuestra firma legal pueden ser contratados para investigar si tiene un reclamo de discriminación.

Este artículo fue escrito en inglés por el abogado Aaron Hall, quien concedió a Ceiba Fôrte Law Firm® licencia perpetua para el uso de este y otros artículos semejantes. El abogado Hall no trabaja ni representa a Ceiba Fôrte. Puede aprender más sobre el abogado Hall aquí: https://aaronhall.com/practice-areas/employment/pregnancy-discrimination/





Karla AlarconComentario